Informe sobre Sectas : Reflexiones sobre el fenómeno de las sectas hoy

 

Se autoriza la reproducción de los materiales de este blog, citando la fuente e incluyendo un enlace al mismo.

Archivos
Oct 07 [6]
Sep 07 [24]
Ago 07 [10]
Jul 07 [5]
Jun 07 [16]
Mayo 07 [11]
Abr 07 [16]
Mar 07 [13]
Feb 07 [7]
Ene 07 [16]
Dic 06 [16]
Nov 06 [22]
Oct 06 [19]
Sep 06 [21]
Ago 06 [20]
Jul 06 [16]
Jun 06 [11]
Nov 05 [8]
Oct 05 [11]
Sep 05 [3]


E-Mail


Enlaces
Informe sobre Sectas

 
Inicio | Mi Perfil | Suscríbete al blog
 

El porvenir de las “sectas”

Enlace permanente 20 de Mayo, 2007, 9:32

La Nación
16/05/2007

Si no hubiese sido por la inhumación ilegal de una joven, la llamada “secta de Pirque” nunca habría merecido primeras páginas en los diarios ni notas televisivas. Ahora, ya fue borrada por el fútbol, el Transantiago y los otros componentes del acontecer cíclico de la actualidad. Es que el grupo de Pirque resulta difícil de procesar con los códigos de la crónica periodística. Sus integrantes no son hinchas vandálicos, ni compradores de viviendas estafados por una inmobiliaria, ni narcotraficantes, ni deudores insolventes de las autopistas concesionadas, ni funcionarios acusados de corrupción. Es decir, no son normales. Como no podían asimilarse al acontecer cotidiano, se los trató como a bichos raros, se los marcó con el estigma de ser distintos, enfatizándose cuestiones pintorescas como el sexo sin placer.

Más allá de sus aspectos judiciales, el caso de la secta señaló los límites de nuestra tolerancia con la diferencia. Cierto que la sociedad chilena es hoy mucho más abierta y pluralista que hace dos décadas y esto parece deberse, en gran medida, a las dinámicas del mercado. Hoy, en las pantallas de los canales católicos y laicos se despliega la anatomía humana con sus pulsiones y deseos, porque vende. También se tolera a las minorías sexuales en la medida en que éstas pueden convertirse en segmentos interesantes del mercado. Pero hasta ahí no más llega la apertura.

Un grupo que se las arregla para vivir fuera del sistema y que se muestra inmune a las seducciones de los bancos, las multitiendas y las cadenas de farmacias es potencialmente mucho más transgresor que quienes tienen sexo con condón o por orificios prohibidos. Por ahora, las sectas parecen ser singularidades, rarezas, minorías demasiado insignificantes para producir trastornos. Por eso se las trata con la conmiseración que merecen unos pobres loquitos que se automarginan de las bendiciones de los créditos y sus intereses llenos de benevolencia y amor por los deudores, la educación formal y el ingreso a una vida laboral que da plenitud, estabilidad y exageradas gratificaciones.

La vida comunitaria autosuficiente siempre ha sido una posibilidad de escape para los inconformistas radicales. En Norteamérica, desde el siglo XIX prosperaron las granjas comunitarias. Hasta hoy existen grupos como los Amish, que buscaron una forma de vida propia, muchas veces para preservar valores amenazados por la modernidad. Un emblema de la vida autosuficiente en Estados Unidos es Henry David Thoreau y su obra “Walden, vida en los bosques”. En Hispanoamérica, pese a que la Contrarreforma impuso un control estricto sobre la vida pública y privada, no han faltado los experimentos utópicos comunitarios desde la Colonia. El término “alternativo” se usa hoy para referirse a los que en vez de terno y corbata usan bluyines, zapatillas y poleras. Pero más allá de las apariencias, en Chile y en toda América hay muchos y muy diversos grupos que han optado por vivir en formas verdaderamente alternativas. Como se instalan fuera del mercado son invisibles.

Sí, hay cada vez más personas aquejadas por el malestar del progreso, por los traumas de la vida en las grandes ciudades, por la precariedad del individuo aislado del colectivo humano. La opción del regreso a la vida rural y comunitaria, aunque sea sólo como proyecto, es creciente. Aun así, ni las comunidades ni las sectas van a llegar a convertirse en una amenaza seria para el sistema. Éste ya se está destruyendo por sus propios excesos y por las ambiciones desmedidas de quienes lo administran. En la medida en que cunda el apocalipsis irán prosperando los que han sido capaces de inventarse otras formas de vida y experimentos comunitarios. Ahora, comunidades y sectas también tienen sus traumas y riesgos. El más frecuente es el poder sin control que pueden ejercer los líderes mesiánicos o carismáticos.

Comentarios 132 ~ Comentar | Referencias (0)



Blog alojado en ZoomBlog.com

 

 

<<   Mayo 2007  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Categorías
General [12]
Artículos [4]
Brujería [34]
Cienciología [27]
Der. Cristiana [7]
Moon [3]
Noticias [142]
Recuperación [1]
Satanismo [33]
Umbanda [8]