Informe sobre Sectas : Reflexiones sobre el fenómeno de las sectas hoy

 

Se autoriza la reproducción de los materiales de este blog, citando la fuente e incluyendo un enlace al mismo.

Archivos
Oct 07 [6]
Sep 07 [24]
Ago 07 [10]
Jul 07 [5]
Jun 07 [16]
Mayo 07 [11]
Abr 07 [16]
Mar 07 [13]
Feb 07 [7]
Ene 07 [16]
Dic 06 [16]
Nov 06 [22]
Oct 06 [19]
Sep 06 [21]
Ago 06 [20]
Jul 06 [16]
Jun 06 [11]
Nov 05 [8]
Oct 05 [11]
Sep 05 [3]


E-Mail


Enlaces
Informe sobre Sectas

 
Inicio | Mi Perfil | Suscríbete al blog
 

Ya viene Halloween

Enlace permanente 31 de Octubre, 2006, 7:37

24 Horas
29/10/2006

El próximo martes 31 de octubre se celebra Halloween, una fiesta importada que ha entrado con fuerza en Chile. Calabazas, máscaras y disfraces de fantasmas y monstruos adornan los negocios, que se suman al consumo masivo de golosinas. Pero pocos saben que se trata de una fiesta de origen celta.

Sus orígenes se remontan a la celebración del Samhain (Señor de los muertos y la oscuridad) una fiesta llena de ritos y magia para despedir al sol y anunciar la llegada de los fríos días de invierno; claro, en el hemisferio norte.

Los celtas creían que esa noche se abría la puerta entre el mundo de los muertos y de los vivos. Así, los espíritus regresaban a sus hogares en la tierra. Para contentar a las almas que los visitaban, los celtas realizaban sacrificios y dejaban comida fuera de sus casas.

En la actualidad, Halloween se celebra en gran parte del mundo occidental, sobre todo en los países anglosajones. Debido a la influencia cultural de los Estados Unidos en el resto del mundo a través de sus empresas multinacionales y películas de Hollywood, esta fiesta se ha extendido a países de América Latina, como Chile.

Pero, ¿por qué Halloween gana adeptos?, según el sociólogo de la Universidad de Chile, Claudio Avendaño, la introducción de fiestas extranjeras en la cultura chilena no es algo nuevo y se debe a que no somos una cultura que se ha creado así misma o que generado sus propias tradiciones.

"En general las culturas tienden a ser dinámicas, cambian unas tradiciones por otras, por un flujo intensivo de información. Nos vamos sintiendo no sólo parte de un orden nacional, sino global. Desde ese punto de vista Halloween se instala. De hecho se hizo conocida en Chile mediante elementos de tipo mediático y después con el marketing y el merchandising", dice el académico.

En cuanto a la percepción de los niños frente a esta festividad, Avendaño plantea que ellos perciben más bien las formas y expresiones externas como avisos de comerciales en televisión, escaparates de las tiendas y comentarios entre sus pares del colegio.

"Probablemente los niños no tienen un sentido profundo respecto a su origen. No captan que se trata de una tradición, ni siquiera propiamente norteamericana. Desde ese punto de vista hay una apropiación particular de un acontecimiento religioso, en el cual se toman ciertos símbolos y se los transforman de modo tal de hacerlos vigentes", señala.

Y añade: "¿Qué obtienen de todo esto los niños? Primero el carácter lúdico, de disfrazarse, jugar, asumir un rol distinto al que tienen; de relacionarse con otros niños en el mismo juego; de hacerlo en un espacio poco común para ellos como es la noche. Por otro lado, hay un elemento de juego muy importante, en el cual los niños son protagonistas, no los adultos. Incluso, interpelan, demandan a los adultos y se invierte un poco el sentido de las relaciones cotidianas".

"¿Si es un invento para generar ventas? Es evidente que es un negocio, así como la mayoría de las fiestas e incluso los feriados. Espacio que ha sido colonizado por el mercado, para decirlo de algún modo. Ahora, eso no significa que sea una especie de invasión del mercado en la privacidad de las personas y pensar en los niños y adultos como víctimas. Pero sí se aprovecha para dinamizar el comercio", asevera.

El carácter negativo, monstruoso y satánico, según Avendaño, no es tan fuerte en Chile como en otros lugares. Esto debido a que en nuestra sociedad la muerte no es un elemento muy presente.

"Creo que se ha chilenizado poco. Incluso, no sé si plantearlo como fiesta, porque no tiene una capacidad de convocatoria muy importante. Puede ser una simple moda, que aparece en una generación y luego desaparece", señala.

La mejor manera de enfrentar una celebración de estas características, según Avendaño, es a través de la mediación parental. Es decir, que los padres aprovechen la instancia para hablar respecto a los valores que cada familia maneja.

"Por ejemplo, si para una familia es importante el tema de generar hábitos no consumistas, entonces, como aquí se da el típico incentivo al consumismo se puede conversar sobre consumismo. Para otra familia puede ser muy importante el tiempo para estar juntos y jugar, entonces, juguemos y conversemos de que esto se trata de un juego, quitándole el aura misteriosa y terrorífica", explica.

"La idea es transformar estos eventos, que son eventos mediáticos finalmente, de la cultura masiva, en espacios de conversación, porque seguiremos teniendo muchos Halloween más", concluye.

Los celtas creían que esa noche se abría la puerta entre el mundo de los muertos y de los vivos. Así, los espíritus regresaban a sus hogares en la tierra. Para contentar a las almas que los visitaban, los celtas realizaban sacrificios y dejaban comida fuera de sus casas.

En la actualidad, Halloween se celebra en gran parte del mundo occidental, sobre todo en los países anglosajones. Debido a la influencia cultural de los Estados Unidos en el resto del mundo a través de sus empresas multinacionales y películas de Hollywood, esta fiesta se ha extendido a países de América Latina, como Chile.

Pero, ¿por qué Halloween gana adeptos?, según el sociólogo de la Universidad de Chile, Claudio Avendaño, la introducción de fiestas extranjeras en la cultura chilena no es algo nuevo y se debe a que no somos una cultura que se ha creado así misma o que generado sus propias tradiciones.

"En general las culturas tienden a ser dinámicas, cambian unas tradiciones por otras, por un flujo intensivo de información. Nos vamos sintiendo no sólo parte de un orden nacional, sino global. Desde ese punto de vista Halloween se instala. De hecho se hizo conocida en Chile mediante elementos de tipo mediático y después con el marketing y el merchandising", dice el académico.

En cuanto a la percepción de los niños frente a esta festividad, Avendaño plantea que ellos perciben más bien las formas y expresiones externas como avisos de comerciales en televisión, escaparates de las tiendas y comentarios entre sus pares del colegio.

"Probablemente los niños no tienen un sentido profundo respecto a su origen. No captan que se trata de una tradición, ni siquiera propiamente norteamericana. Desde ese punto de vista hay una apropiación particular de un acontecimiento religioso, en el cual se toman ciertos símbolos y se los transforman de modo tal de hacerlos vigentes", señala.

Y añade: "¿Qué obtienen de todo esto los niños? Primero el carácter lúdico, de disfrazarse, jugar, asumir un rol distinto al que tienen; de relacionarse con otros niños en el mismo juego; de hacerlo en un espacio poco común para ellos como es la noche. Por otro lado, hay un elemento de juego muy importante, en el cual los niños son protagonistas, no los adultos. Incluso, interpelan, demandan a los adultos y se invierte un poco el sentido de las relaciones cotidianas".

"¿Si es un invento para generar ventas? Es evidente que es un negocio, así como la mayoría de las fiestas e incluso los feriados. Espacio que ha sido colonizado por el mercado, para decirlo de algún modo. Ahora, eso no significa que sea una especie de invasión del mercado en la privacidad de las personas y pensar en los niños y adultos como víctimas. Pero sí se aprovecha para dinamizar el comercio", asevera.

El carácter negativo, monstruoso y satánico, según Avendaño, no es tan fuerte en Chile como en otros lugares. Esto debido a que en nuestra sociedad la muerte no es un elemento muy presente.

"Creo que se ha chilenizado poco. Incluso, no sé si plantearlo como fiesta, porque no tiene una capacidad de convocatoria muy importante. Puede ser una simple moda, que aparece en una generación y luego desaparece", señala.

La mejor manera de enfrentar una celebración de estas características, según Avendaño, es a través de la mediación parental. Es decir, que los padres aprovechen la instancia para hablar respecto a los valores que cada familia maneja.

"Por ejemplo, si para una familia es importante el tema de generar hábitos no consumistas, entonces, como aquí se da el típico incentivo al consumismo se puede conversar sobre consumismo. Para otra familia puede ser muy importante el tiempo para estar juntos y jugar, entonces, juguemos y conversemos de que esto se trata de un juego, quitándole el aura misteriosa y terrorífica", explica.

"La idea es transformar estos eventos, que son eventos mediáticos finalmente, de la cultura masiva, en espacios de conversación, porque seguiremos teniendo muchos Halloween más", concluye.

Comentarios 141 ~ Comentar | Referencias (0)



Blog alojado en ZoomBlog.com

 

 

<<   Octubre 2006  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31      

Categorías
General [12]
Artículos [4]
Brujería [34]
Cienciología [27]
Der. Cristiana [7]
Moon [3]
Noticias [142]
Recuperación [1]
Satanismo [33]
Umbanda [8]